Reducir y compensar la huella de carbono son acciones cruciales en la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad ambiental. Como empresa somos conscientes de la huella que provoca nuestra actividad y es por eso, por lo que, año tras año trabajamos para reducirla.

Nuestra huella de Carbono:

AÑO 2021: 3,06 toneladas CO2
AÑO 2022: 4,76 toneladas CO2
AÑO 2023: 3,31 toneladas CO2

En el último año 2022 habíamos aumentado nuestra huella respecto al año anterior y es por ello que hemos hemos un gran esfuerzo este año por reducirla para recuperar los niveles de años anteriores, y aunque no lo hemos logrado, seguimos teniendo una huella menor que la media nacional en España que está en 5,5 toneladas CO2, y menor que la media mundial 4,79 toneladas de CO2.

La reducción y compensación de la huella de carbono son esenciales para abordar el cambio climático, conservar recursos naturales, fomentar la innovación y la responsabilidad social, y proteger la salud del planeta para las generaciones futuras.
En nuestro caso apoyamos proyectos de compensación que se encuentran en el territorio en el que impacta nuestra actividad, y siempre que sean proyectos reales que responsan a una necesidad concreta que podamos supervisar en primera persona. Por eso hemos colaborado con proyectos locales de recuperación de los viñedos en la Sierra de Collserola apoyando a una cooperativa con fines sociales, o participando como socios de la cooperativa Som Energia participando en el impulso de proyectos de generación de energías renovables, entre otros.

 

Y ¿Cómo lo hemos lo hemos logrado?

Nuestros Desplazamientos

Fuente: TMB

Hemos evitado desplazamientos innecesarios y vuelos en avión. Priorizamos destinos cercanos a los que se puede acceder mediante medios de transporte más sostenibles, como el tren.
Hemos participado en ferias sectoriales, congresos y otros eventos para fortalecer nuestras redes de colaboración con clientes y proveedores, y continuamos avanzando en nuestra contribución a la formación e investigación en nuestros campos de especialización.

Además, en distancias cortas, hemos optado por la bicicleta en lugar de un vehículo motorizado. En su defecto, siempre priorizamos el uso del transporte público, como el metro o el autobús. Barcelona cuenta con una amplia oferta de transporte público, que incluye vehículos cada vez más respetuosos con el medio ambiente.

Priorizamos destinos cercanos y accesibles con transporte de bajo impacto, y en caso necesario, exploramos oportunidades para participar de forma remota, asistiendo a eventos en línea, donde a través de herramientas tecnológicas, podemos mantenernos al tanto de las últimas tendencias e innovaciones en la industria del turismo.

 

En la Oficina

Fuente: Area Zero

La actividad se lleva a cabo a través de medios tecnológicos que requieren energía para funcionar, y estamos comprometidos con el uso de fuentes de energía limpias y renovables.

Somos socios miembros de Som Energia, una cooperativa de energía verde que tiene como objetivo promover y ofrecer electricidad 100% renovable y producida de manera sostenible. Esta cooperativa nos permite participar en la toma de decisiones sobre el suministro de electricidad, y acceder a energía limpia. Contribuyendo así a la transición hacia un sistema energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Preferimos elegir productos locales y de cercanía para disminuir nuestra huella de carbono, contribuyendo así a la sostenibilidad y la reducción de las emisiones de CO2. Todos nuestros proveedores de servicios son locales, y valoramos profundamente los beneficios que esta elección conlleva. Al optar por el concepto ‘kilómetro cero’, logramos una serie de ventajas significativas:

Reducción del transporte y de la dependencia de recursos no renovables: Al minimizar la distancia que los productos recorren desde su origen hasta nosotros, contribuimos a reducir la emisión de gases de efecto invernadero y disminuimos nuestra dependencia de recursos no sostenibles, como el petróleo.

Apoyo a la economía local y generación de empleo: Nuestra elección impulsa la economía local, estimula el empleo y fortalece la base económica de nuestra comunidad.

Mayor frescura y calidad: Al mantener una conexión directa con los productores locales, garantizamos que los productos que ofrecemos sean frescos y de alta calidad. No buscamos experiencias en serie, sino la singularidad y la autenticidad que solo los productos locales pueden brindar.

Promoción de la transparencia y la confianza en la cadena de suministro: Nuestra relación directa con los productores locales fomenta la transparencia y la confianza en la cadena de suministro, ya que conocemos de primera mano la procedencia de nuestros productos.

Preservación de la cultura y las tradiciones: Al apoyar la producción local, contribuimos a la preservación de nuestra cultura y nuestras tradiciones, lo que enriquece la identidad de nuestra comunidad.

En resumen, la elección de productos ‘kilómetro cero’ no solo disminuye la huella de carbono, sino que también fortalece nuestras comunidades locales y promueve un modelo de producción y consumo más sostenible.

Y tú ¿te animas a seguir reduciendo tu huella de carbono? Cuéntanos como lo haces.